Garabandal está inacabado


Garabandal: los pinos En este grupo de nueve pinos, situados a poco más de 200 metros de Garabandal en las montañas de Cantabria, la Virgen prometió hace ya casi 50 años que quedaría una señal permanente tras el Gran Milagro, que se podría ver y fotografíar pero no tocar.  El Gran Milagro es sólo uno de los cuatro grandes hechos profetizados en las apariciones de Garabandal que aún están por cumplir.  Los otro tres sucesos serán, por orden cronológico, el ascenso del comunismo en el mundo, el Aviso y el Castigo.

Cualquiera de esos cuatro grandes hechos profetizados, tiene una magnitud espiritual, social y/o en la naturaleza que marcará la historia venidera de muchos siglos. La señal que quedará en Garabandal sólo será una pequeña muestra divina para honrar el lugar en el que la Virgen del Carmen dio aquel importante mensaje para advertir a sus hijos, que son toda la humanidad. Sin embargo, el paso del tiempo sin que los sucesos ocurran parece que momentáneamente da la razón al olvido con que los hombres suelen tratar lo que no les interesa escuchar. Pero sin duda pronto comprobaremos que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. El olvido de Garabandal, especialmente por las autoridades eclesiásticas, como si sólo fuera una anécdota extravagante del pasado es uno de los más grandes errores de nuestra historia contemporánea.

En este blog procuraremos recordar en la medida de lo posible el mensaje de Garabandal respecto a lo que aún debe suceder. No es éste el espacio para volver a mostrar los hechos que sucedieron y quedan muy bien reflejados en muchas otras páginas de la red en varios idiomas, como las que ofrecemos en los enlaces de la barra lateral. Partimos de la verdad ya comprobada por miles de testigos, documentos, grabaciones, fotografías, videos en la red, testimonios de conversiones interiores, milagros obtenidos por la intercesión de la Virgen de Garabandal y profecías sobre acontecimientos menores ya cumplidas, para elaborar nuevas conclusiones que recuerden a una gran mayoría de olvidadizos la realidad que próximamente nos espera, si no atendemos a las advertencias de nuestra Madre en Garabandal.

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s